Calidad del humus de lombriz y las fuentes para producirlo.

En este articulo te comparto información  acerca de las diferentes fuentes para producirlo y com afecta la calidad del humus de lombriz

Antecedentes

Tomemos en cuenta que la característica más importante de producir y emplear humus de lombriz como un excelente candidato para disminuir el uso de fertilizantes sintéticos, es la utilización de restos orgánicos y/o restos urbanos sólidos orgánicos para producirlo.

Residuos Infinitos

Puesto que la sociedad, después de lavar trastes sucios (que son infinitos), los desechos derivados de las actividades humanas son extremadamente cuantiosos.

Los desechos urbanos están integrados por una gama heterogénea de restos que se puede reutilizar como algunas bolsas o recipientes (ya no serían desechos), o restos que se pueden reciclar como el vidrio, algunos tipos de plásticos y diferentes metales, entonces ya no serían desechos sin utilizar.

Esta gama de desechos sólidos urbanos, muchas veces integran los restos sólidos orgánicos, que en un principio se podrían utilizar, pero al no realizar la separación adecuada complica mucho utilizar estos residuos, encontrándose en el proceso plásticos, metales y vidrios.

En caso de que realices una separación de tu basura (desechos sólidos urbanos) y pretendas realizar una composta o vermicomposta en casa, los restos verdes son una gran opción para realizarlas. Las vermicompostas utilizan lombrices por lo que requieren de otros cuidados para que no se mueran, evita carne, huesos y hongos en descomposición.

Aprovechando desechos de animales

Regresando, una fuente muy valiosa para realizar compostas y posteriormente vermicompostas, son las heces de animales como vacas, borregos, cerdos, caballos, conejos, gallinas; básicamente las heces de las granjas para producir carne o leche.

Ya que, si son bien manejados, se convertirán en una fuente natural de nitrógeno, fósforo y potasio.

Desechos de la agricultura

Otra fuente de restos sólidos orgánicos, son los restos derivados de la agricultura, el conocido rastrojo, que, dependiendo del agricultor y el tipo de cultivo, lo suelen mantienen sobre el suelo de la parcela o le dan otro uso, un uso sugerido es utilizarlo para realizar una composta.

Entonces ¿en qué momento hablamos de la calidad del humus de lombriz?

A grandes rasgos, el humus de lombriz pasa por dos grandes procesos, el primero es compostear el sustrato que se utilizará como “alimento” para las lombrices que pretendas utilizar en la vermicomposta.

Primeramente, se tendrá que elegir la fuente de nutrientes para comenzar la vermicomposta, excertas de animales, desechos orgánicos urbanos (lodos, fangos, sedimentos cloacales), rastrojo de cultivos, desechos orgánicos de cocina, restos de poda de parques o jardineras de hoteles o plazas, o una mezcla de todos estos; pero al final, lo importante será que no presenten restos sólidos inertes como metales, plásticos y vidrios.

Un caso muy especial es los restos orgánicos que son una mezcla de toda la lista anterior de desechos sólidos orgánicos, pues aquí es cuando podemos hablar de “calidad” del humus de lombriz, puesto que estas mezclas tan heterogéneas tardan más en degradarse en el primer proceso de compostaje.

Observaciones importantes

Principalmente por dos factores, muchas veces tienen residuos con mucha lignina (ramas, aserrín, virutas, o hasta troncos), por otra parte hay restos orgánicos muy suaves, tanto que se vuelven líquidos que se movilizan y no se aprovechan, puesto que se pudren y pueden ser perjudiciales, si esta composta se encuentra cerca de casa habitación, los olores no son agradables y si el área no está bien limitada los lixiviados pueden llegar a las coladeras o movilizarse por la lluvia a puntos más lejanos y generar molestias.

Manejo de la composta.

Entonces, dar un manejo adecuado de estos primeros restos orgánicos, es un punto de partida para poder comenzar con una vermicomposta. Una mezcla de desechos más menos homogénea entre restos duros (ramas, por ejemplo) y restos suaves (desechos verdes de cocina) de 30-70 % de estos compuestos, puede ser lo ideal.

Partiendo de este punto, requerirás airear esta composta volteándola con pala o cuchara de jardinero (dependiendo de los volúmenes y espacio con el que dispongas), para que la temperatura no rebase lo 70 ˚C para que no se incendie y provoque un accidente.

Pasado tres meses o hasta seis aproximadamente (todo depende del manejo y constancia que dispongas), la forma original de los restos orgánicos no se distinguirán; que es lo deseable, el olor de la composta ya no será desagradable sino tendrá un toque a aroma de “tierra” mojada, no tendrá que estar caliente, no será un lodo; por lo tanto la humedad será relativamente baja cuando la toques con tus manos y será de color muy obscuro, casi negro.

Como se ve la composta lista para usarse

Características generales visuales y organolépticas que te pueden indicar que tu composta la puedes utilizar como un biofertilizante.

Ahora bien, en caso de que puedas realizar análisis fisicoquímicos a esta composta, te dejaré una tabla de características semi-ideales o que mínimo te servirán para comparar tu composta con los de la Norma Ambiental para el Distrito Federal NADF-020-AMBT-2011, así como el link de la norma en la sección de literatura consultada.

 

Parámetros y clasificación de compostas derivadas de restos orgánicos urbanos (Imagen tomada de la NADF-020-AMBT-2011).

Parámetros y clasificación de compostas derivadas de restos orgánicos urbanos (Imagen tomada de la NADF-020-AMBT-2011).

 

Después de este primer compostaje, el compost resultante lo puedes finalizar o madurar utilizándolo en una vermicomposta, empleando lombrices californianas (Eisenia fétida) como ideal, que engullirán el sustrato (compost anterior) pasándolo por su tracto digestivo y el resultado final (popo de lombriz) será un compost (humus) de menor tamaño que se integrará con mayor facilidad en el suelo de tu cultivo.

 

El tiempo de maduración de vermicompostaje puede variar, desde un mes o hasta cuatro meses. Todo esto depende de la adaptación de la o las especies de lombrices utilizadas (la lombriz californiana no siempre da los resultados esperados) a los restos orgánicos utilizados. Además del anélido, otros factores pueden afectar la vermicomposta, el exceso de humedad, la acidez y la temperatura.

 

Por lo que la calidad del humus de lombriz, como mencionábamos no tiene un estándar establecido, pues se puede hablar de contenidos nutrimentales que oscilan de un valor a otro, pero, si te puedo confirmar que es una fuente confiable de N, P y K para tus plantas.

 

Como mencionábamos, las características nutrimentales y la idea de calidad, muchas veces no refleja los ideales que surgen de comparar los biofertilizantes con los fertilizantes químicos, debido que los biofertilizantes se manufacturan con insumos considerados desechos. Desechos que muchas veces no se utilizan, y en exceso suelen ser un gran problema ecológico y hasta de salud.

 

Recuerda preguntar y generar dudas, infórmate, siempre tendrás una solución natural profesional a tu alcance.

 

Literatura consultada

 

http://data.sedema.cdmx.gob.mx/padla/images/stories/normatividaddf/nadf_020_ambt_2011.pdf

Chateamos?
1
¿Cómo te ayudo?
Hola, 👋
¿Cómo puedo ayudarte?