Critica internacional a la fertilización orgánica

Hemos llegado en un momento de la historia en la agrícultura en que pisamos el freno y comenzamos a revertir las costumbres agrícolas, sin embrago existen muchas inconsistencias es por eso que en este articulo de la critica internacional a la fertilización orgánica.

Cultivando alimentos saludables.

Recientemente la población mundial ha tenido que enfrentar problemas relacionados con la agricultura y alimentación, el hambre, malnutrición, contaminación de todos los recursos finitos y dentro de otros más la contaminación de los alimentos.

Después de la segunda guerra mundial solo existía una forma de producir los alimentos, suelos con cultivos altamente mecanizados e intensivos, intentando obtener los máximos rendimientos posibles en la menor cantidad de tiempo.

Consecuencias de la agricultura intensiva

Y lo que al final provocó y aceleró fue la erosión, salinización, alcalinización y perdida de la fertilidad del suelo, contaminación de los cuerpos de agua, perdida de la biodiversidad y recursos genéticos, eliminación de enemigos naturales, fortalecimiento y reaparición de plagas, resistencia genética a plaguicidas y destrucción de los mecanismos de control natural.

Derivado de este impacto “surge” una alternativa, la agricultura orgánica; definida como un sistema de producción que busca evitar le degradación del suelo, la salud de los ecosistemas sin impactar la biodiversidad usando insumos obtenidos de proceso naturales (IFOAM, 2014).

Ideas naturalmente contrarias.

La agricultura convencional trata los alimentos como productos mercantiles que fluyen con los precios bursátiles.

En la agricultura orgánica los productos se consideran un conjunto de bienes y servicios obtenidos de procesos naturales y humanos que merecen respeto y dignidad especial, pues se producen por humanos para humanos.

Agricultura orgánica y sus limitantes

A tal grado que prohíbe un conjunto de insumos químicos y actividades, como fertilizantes, insecticidas, herbicidas, hormonas, reguladores del crecimiento, edulcorantes, aditivos, conservadores sintéticos, uso de aguas negras o tratadas, uso de plásticos; monocultivos, la quema, la irradiación y la hidroponía (IFOAM, 2014).

Entonces ¿Porqués los partidarios de la fertilización convencional critican incisivamente a la agricultura orgánica?

Recordemos que la población mundial incrementa cada año, entonces fortalecen la idea que los productos derivados de la fertilización orgánica no tienen los rendimientos suficientes para alimentar a los 8 billones de personas que habitamos el planeta.

Pero a través del capitalismo globalizado, influenciado por poderosos inversionistas como Ford y Rockefeller industrializaron y mecanizaron la producción agrícola, con la idea de acabar con el hambre de los países subdesarrollados.

La realidad de los agricultores.

Pero su revolución verde en América y Asia no dio resultado, la economía de los campesinos empeoró, dejando una dependencia a los insumos químicos caros, incrementando la desertificación, destrucción de sus recursos naturales y contaminación de las aguas subterráneas.

Pero entonces ¿la fertilización orgánica tiene la capacidad de alimentar a grandes poblaciones?

Partamos de un punto muy importante, la productividad de un cultivo (plantas sobre y rodeadas de un entorno en particular) depende de factores genéticos, el clima y otros elementos (su fertilización) (Pimentel et al., 2005).

Rendimientos agricolas orgánicos

Suiza evaluó durante 21 años la productividad de granjas orgánicas y convencionales demostrando que las orgánicas solo tenían 20 % menos rendimiento que las convencionales.

Pero los rendimientos promedio de cultivos orgánicos pueden ser muy variables según el país y su mentalidad. En países tropicales los rendimientos orgánicos son mayores a los de fertilización convencional.

En Europa, los rendimientos de los cultivos orgánicos son menor que la convencional, debido a la honestidad de los productores para no utilizar productos prohibidos.

Por lo contrario, en países donde las leyes y la moral son lo suficientemente permisivas los cultivos orgánicos tienen sorpresivamente rendimientos iguales o mayores a los convencionales.

Como saber si los cultivos son orgánicos?

De ahí surge la duda razonable, sí realmente tus productos orgánicos son o no orgánicos, o si el interés por entrar a un mercado es meramente económico, pudiendo alterar una etiqueta para obtener un sobreprecio sin merecerlo.

Entonces, ¿Los productos orgánicos son realmente caros?

Partamos de una idea, que los productos orgánicos certificados (aquí todo se complica aún más) requieren ser etiquetados por una empresa internacional evaluadora de un producto orgánico.

Sin embargo, los ingresos económicos de una agencia certificadora pueden ser “fácilmente” tentada por el dinero y olvidarse de su objetivo social y ambiental.

Hacer una buena selección

Recordemos que la producción de alimentos bajo la fertilización orgánica a menudo tarda más tiempo en producirse, regularmente se realizan más labores, en el mercado se separan de los alimentos convencionales, se distribuyen a menor escala y cuando están certificados están constantemente evaluados y controlados (Pimentel et al., 2008).

Respondiendo la pregunta de esta sección, si, tienden a ser relativamente más caros, además se suma que el productor es el que generalmente distribuye el producto y/o hasta la lleva a la puerta del consumidor, y aun así tiene que mantener precios competitivos.

Ventajas de los agricultores orgánicos

Pero esta acción casi personalizada le brinda una fuerte ventaja, eliminas intermediaros, así potenciando las ventas y disminuyendo los costos. Muy mal visto por los partidarios de la fertilización convencional.

Espera un momento, entonces pocos podrían acceder a productos certificados orgánicos, entonces ¿hay alimentos para ricos y para pobres?

Semillas transgenicas y el desarrollo alimentario

Los descubrimientos revolucionarios comúnmente (por no decir siempre) son desarrollados por los países ricos y utilizados por ellos mismo, (para tomar una ejemplo mediático y contextual) ¿por qué los transgénicos se distribuyen a países subdesarrollados?

Recordemos que ciertos inversionistas mundiales, buscan eliminar el hambre mundial, pues se justifica que los países pobres no tienen acceso a una buena alimentación, por lo que las empresas químicas-biotecnológicas producen y distribuyen cereales como la soya, el trigo y el maíz.

Precios competitivos

Se ha sistematizado que la agricultura convencional tenga precios competitivos, para mantenerse en el mercado y accesible para casi todo el público, casi, porque aún hay personas que no pueden acceder a un producto orgánico o convencional de todos modos.

Por otra parte, el pobre acceso al mercado global de los productos orgánicos tiende a venderse en mercados tan aislados o en lugares donde el éxito de venta sea lo suficientemente rentable para el productor, incrementando los costos.

Alimentos exclusivos

Sin embargo, está la fuerte etiqueta de que solo los países desarrollados pueden acceder a alimentos saludables.

Es contradictorio puesto que tienen la capacidad de acceder a este mercado, pero también tienen las tasas más altas de sobrepeso y obesidad, además son los países que más desperdician comida.

En la parte económica, los alimentos orgánicos cuestan más, es porque el sistema económico convencional no toma en cuenta los verdaderos costos ambientales y de salud de la agricultura convencional, pues este costo está por debajo de la línea y es pagado en nuestros impuestos.

Suelos erosionados

La degradación del suelo, la contaminación del agua potable, el exceso de riego, enfermedades derivadas o colaterales, se convierten en problemas públicos que requieren la inversión del gobierno (Altieri y Nicholls, 2000).

Entonces, ¿existe un equilibrio?

Desde mi punto de vista, se podría, intentando generar cultivos amigables y coherentes. Porqués coherentes, hay tiendas orgánicas (estas etiquetas mercadológicas) que venden cuatro jitomates emplayados con plástico y charola de unicel a cien pesos, no tiene sentido.

Incongruencias

El estilo de vida (los que puedan), reemplazan sus pantallas de plasma por tecnología 4K, o nuevos rines a su vehículo, pero no les alcanza para pagar un kilo de tortilla orgánica.

Entender la fuerte relación de cómo y con qué nos alimentamos es cada vez más acertada y relacionada con la buena salud y calidad de vida del ser humano.

Por otra parte, intentar generar una competencia leal permitiría disminuir los costos de los productos orgánicos para que todos puedan acceder a estos productos.

Ventajas de los fertilizantes orgánicos.

Sin embargo, cada vez son más aceptados tanto los fertilizantes orgánicos como sus productos, fortaleciendo un mercado aislado ante un gigante mercantil global.

Por otra parte, la etiqueta “orgánico” no siempre implica que los procesos sean amigables con el medio ambiente o que la certificación sea original.

Sumado a esto, los fertilizantes orgánicos aún pueden mejorar, la estandarización y comercialización permite incrementar su expansión en el mercado y competitividad con respecto a los fertilizantes sintéticos.

Además de evitar la utilización de insumos que alteren o intensifiquen la extracción de materiales pétreos como una fuente más de nutrientes, permitiría ser realmente amigables.

La agricultura orgánica ya existia.

Cuando se habla de cultivos orgánicos, muchas veces se pierde de vista que antes de la industrialización de la agricultura, ya existían las vacas de libre pastoreo, la fertilización con estiércoles, no había pesticidas o funguicidas y la gente sobrevivía.

Entonces el mercado verde, cultivos orgánicos, es un mercado, una “nueva” y relativa forma de llamarle, pero si se incursiona en ello, es hacerlo lo más coherente posible.

Buscando el equilibrio

Y en cuanto a los costos elevados de los productos derivados de los cultivos orgánicos, se acepta cada vez más el costo por los beneficios ecológicos, el ahorro de energía, el mantenimiento o el menor impacto a la diversidad, afectando menos a la salud del suelo, del agricultor y/o vendedor, por supuesto al consumidor; de tal forma se compensa el costo y rendimientos menores.

Buscar un equilibrio y encontrarlo no es fácil, pero si se puede respirar un momento antes de comprar una golosina o un refresco, podrías comprar una fruta y hacer un jugo, ese pequeño hábito te podría rendir a largo plazo a tu salud y a tu bolsillo.

Recuerda, duda y pregunta, siempre tendrás cerca una solución natural profesional a tu alcance.

Literatura consultada.

Altieri, M. y Nicholls, C. 2000. Los impactos ecológicos de la agricultura moderna y las posibilidades de una agricultura verdaderamente sustentable. En Agroecología. Teoría y práctica para una agricultura sostenible. México: Programa de las Naciones Unidas para el Medio ambiente.

International Federation of Organic Agriculture Movements. 2014. Definition of Organic Agriculture.

Pimentel, D., Hepperly, P., Hanson, J., Douds, D. y Seidel, R. 2005. Environmental, energetic, y economic comparasions of organic and convencional farming systems. Bioscience, 55(7): 573-582.

Chateamos?
1
¿Cómo te ayudo?
Hola, 👋
¿Cómo puedo ayudarte?