Cuidados y fertilización de mis orquídeas en casa

En este articulo te voy a mostrar información bien interesante sobre los cuidados y fertilización de mis orquídeas en casa y como un plus he entrevistado a Araceli Vargas de la Rosa amante de las orquideas, comencemos.

¿Quiénes son las orquídeas?

Son plantas con flor pertenecientes al grupo de monocotiledóneas, plantas que surgen de semillas con un solo cotiledón.

El cotiledón es una parte del embrión (la semilla) que sirve de fuente de nutrientes durante la germinación, las plantas que nacen de un cotiledón se llaman monocotiledóneas y con dos cotiledones dicotiledóneas.

Se han descubierto al rededor de 25 mil especies, y aún faltan muchas más especies por descubrir solo en el continente americano.

Su etimología

La palabra orquídea proviene del latín y griego orchis, que significa testículo, haciendo alusión a los pseudobulbos de algunas especies y a su uso medicinal como afrodisiaco.

Se usó tanto esta palabra que terminó utilizándose para asignárselo a la familia botánica Orchidaceae, considerada una de las familias con más especies en el mundo.

*Nota

Algo muy interesante de sus nombres científicos es que se asignan en latín, haciendo referencia al nombre de su descubridor, al lugar dónde se descubrió o una característica muy particular de cada individuo.

Por ejemplo, Cattleya maxima, debe este nombre a William Cattley, que fue el primero en reproducirla y maxima, debido a los 12 cm de diámetro que mide su flor.

Morfología de las orquídeas.

Las formas y colores es lo que define a las especies de orquídeas. Te describo de forma general algunas de sus características más importantes.

¡La flor, lo más llamativo!

Se divide en dos estructuras generales: el cáliz, integrado por tres sépalos y la corola que se integra por tres pétalos, uno de estos es un pétalo modificado (labelo) que sirve para que se posen los insectos.

Imagen que muestras las estructuras y nombres de la flor de las orquídeas (Imagen tomada de Freuler, 2008).

Inflorescencias.

Las flores crecen sobre el tallo o el raquis y se agrupan en inflorescencias, dependiendo de la posición en el raquis la flor puede ser basal, axilar o apical.

Esquematización de los diferentes crecimientos de las flores de las orquídeas (imagen tomada de Freuler, 2008).

Rizomas y pseudobulbos.

Estas plantas tienen un patrón de crecimiento en el que el brote principal se bifurca sucesivamente se nombran simpodiales.

Tienen un rizoma (tallo subterráneo) del cual crecen pseudobulbos (estructuras de reserva de alimento y agua), estos pueden ser de diferentes formas.

Esquemas de los diferentes pseudobulbos que presentan las orquídeas (imagen tomada de Freuler, 2008).

Las hojas.

Las hojas de estas plantas monocotiledóneas se caracterizan por presentar nervaduras (estructuras que transportan agua y subproductos de la fotosíntesis) que crecen longitudinalmente a la hoja y paralelas entre si.

Esquema que señala los tipos de hojas de las orquídeas (imagen tomada de Freuler, 2008).

Las raíces.

Son gruesas justo después de crecer del rizoma, pseudobulbo, en ocasiones se ramifican cuando son muy largas, presentan un tejido que se llama velamen que actúa como una esponja.

Dependiendo de su forma de crecimiento se clasifican en monopodiales o simpodiales.

Monopodial Simpodial
Un punto de crecimiento. Varios puntos de crecimiento.
No desarrolla pseudobulbos. Desarrolla pseudobulbos.
Crecimiento vertical. Crecimiento horizontal, formando un rizoma con yemas de crecimiento del cual desarrolla los pseudobulbos.
Del extremo apical crecen las hojas. A partir del pseudobulbo crecen las hojas.
Las raíces crecen del tallo, justo debajo de las hojas. Las raíces crecen del pseudobulbo y del rizoma.
Las flores crecen de yemas axilares. Las flores pueden crecer de las yemas en los extremos de los pseudobulbos, en la base de las hojas o de la base de planta.
Presenta hojas gruesas que funcionan como reserva. Las hojas son mas delgadas pues las reservas de nutrientes se almacenan ene los pseudobulbos.

Ejemplos: Vanda, Phalaenopsis.

Ejemplos: Cattleya,  Oncidium.

 

Los rasgos estéticos

Los rasgos estéticos que presentan las orquídeas, particularmente su expresión caprichosa de sus flores, con llamativos colores y aromas, son los responsables que se les considere plantas de ornato altamente apreciadas.

Aún más, sus peculiaridades biológicas, pues presentan mecanismos muy interesantes, su polinización, un lenguaje particular para atraer a mariposas, abejas, colibríes son sorprendentes.

Y sus interacciones simbióticas con hongos, indispensables para sobrevivir en fases muy particulares de la germinación.

Sin embargo, estas hermosas plantas han ido perdiendo terreo en su hábitat natural, de acuerdo con Menchaca y Moreno (2011), las principales causas que han puesto en peligro su supervivencia son las siguientes:

  1. Deforestación y cambio de uso de suelo. Por el incremento del área “asignada” para uso agrícola, de igual forma de la mancha urbana.
  2. Comercio ilegal. Trafico internacional en el siglo XV para colecciones científicas, una comisión española extrajo 1 000 000 de orquídeas colombianas por desconocer su forma de reproducirlas. Otras grandes colectas para jardines botánicos en Europa procedentes de Xalapa, colecciones de orquídeas oaxaqueñas se encuentran en el Museo Natural de Viena. 2.1Trafico nacional. Se venden ilegalmente cera de 12 millones de plantas al año y solo cerca del 1 % (152 000 plantas) se vendieron legalmente en los años noventa.
  3. Carencias en la legislación y políticas ambientales para proteger las especies.
  4. Falta de participación de las comunidades. La extracción por terceros de orquídeas del campo, debido a que los pobladores locales no conocían su potencial ornamental ni recursos económicos que podían generarles.

Por lo que la reproducción y conservación de las especies se necesita una participación en conjunto de investigadores, viveristas, poseedores del recurso en el campo y sobre todo a coleccionistas.

Entrevista

En esta ocasión me di a la tarea de entrevistar a una grandiosa amiga y además prima, que a parte de ser madre es una excelente y aficionada de las orquídeas, la cual reproduce y conserva sus orquídeas en su propia casa.

Lo que me parece muy valioso, puesto que muchas colecciones en casa contribuyen a la conservación de especies que ya no es posible o muy difícilmente las encuentran en sus hábitat.

Vamos con la entrevista.

Oscar: ¿Cuál es tu nombre?

Araceli Vargas de la Rosa

Oscar: ¿Desde cuándo mantienes y reproduces orquídeas?

Araceli: Hace unos 8 años desde el 2015

Oscar: ¿Cómo surgió tu pasión por estas plantas?

Araceli: Desde pequeña estuve rodeada de personas que amaban la naturaleza, entonces me contagiaron de esa afición.

Oscar: Las flores de estas plantas son fantásticas, tienen colores muy llamativos y formas muy atractivas, ¿crees que estas sean las razones principales para su extracción de su hábitat natural?

Araceli: Estoy segura de que esa es la razón, y por la duración de su floración, ya que es bastante.

Oscar: Al cuidar y reproducir orquídeas en casa, ¿cuál es el máximo reto para que tengas éxito para la floración de tus plantas?

Araceli: La investigación sobre el hábitat de cada planta, que sea el idóneo para su desarrollo adecuado.

Oscar: Una de las afectaciones relativamente frecuentes es la infección de hojas, pseudobulbos y raíces por hongos, que tiene también una relación particular con el riego de la planta, en tu experiencia ¿crees que se deba a la calidad del agua de riego? ¿Exceso de sombra o de riego? ¿Qué te ha funcionado a tí?

Orquídea: Dendrobium phalaenopsis black tailan, imagen de Araceli Vargas.

Araceli: Principalmente es el exceso de riego, mal drenaje de la maceta, sustrato inadecuado o que el sustrato este contaminado.

Oscar: Una orquídea absorbe agua en forma de vapor por las hojas, integra nutrientes disueltos a partir de los escurrimientos de agua del tronco o medio que utiliza como soporte, ¿qué tan complicada es la fertilización de las orquídeas en el interior de una casa? ¿Qué fertilizantes te han funcionado?

Araceli: Ocupo dos uno de liberación lenta con forma de bolitas de color mostaza (pelets) funciona muy bien y de fácil manejo en interior de casa, otro diluido, este lo encuentro en una presentación concentrada y lo diluyo con agua y lo aplico en un aspersor cada mes después del riego, queda súper fácil.

Oscar: ¿Cuál ha sido la especie de orquídea que te ha costado reproducir? ¿A qué crees que se deba?

Araceli: La Vainilla planifolia, no al reproducir; ya que eso es fácil; se reproduce por esqueje, pero la floración se complica en la Ciudad de México, porque no es un lugar idóneo.

Oscar: Una alternativa más barata son los fertilizantes orgánico líquidos como el lixiviado de lombriz y supermagro, tienden a demostrar muy buenos resultados después de tres aplicaciones (una por semana) en el crecimiento de los tallos y hojas, así como el desarrollo de raíces, ¿estarías dispuesta a poner a prueba uno de estos fertilizantes con alguna orquídea que quieras reproducir o intentar recuperar alguna que se encuentre en mal estado?

Araceli: Totalmente dispuesta a poner a prueba, no tengo experiencia con ese tipo de fertilizantes.

Oscar: Para terminar, ¿cómo te hace sentir que después de tus esfuerzos para cuidar y reproducir tus orquídeas, finalmente florezcan?

Araceli: ¡Me hace sentir que estoy haciendo un buen trabajo!

 

Fertilizar tus orquídeas

Fertilizar tus orquídeas en casa no necesariamente tendrás éxito de floración, puesto que la clima influye de forma directa, por ejemplo la floración de Vainilla planifolia.

Pero la fertilización adecuada favorece de forma general (no todas las orquídeas) al crecimiento, desarrollo de raíces de las orquídeas y por supuesto a su floración.

Nutrientes para tus orquídeas

Las orquídeas requieren nutrientes a dosis semanales o mensuales dependiendo de su fase de desarrollo.

El lixiviado de lombriz o el supermagro serían una buena alternativa para la fertilización de tus orquídeas en casa.

Recuerda, infórmate y pregunta, siempre tendrás una solución natural profesional cerca de ti.

Literatura consultada

Freuler, M. J. 2008. Orquídeas. Ed. Albatros, p. 47.

Menchaca, G. R. A. y Moreno, M. D. 2011. Conservación de orquídeas, una tarea de todos. SAGARPA. Universidad Veracruzana. México. p. 43.

 

 

 

 

 

 

Chateamos?
1
¿Cómo te ayudo?
Hola, 👋
¿Cómo puedo ayudarte?