El valor de crear tu propia empresa a partir de una idea.

Hola, que gusto estés aqui de nuevo, el dia de hoy te comparto una entrevista muy interesante al CEO de Soluciones Naturales Profesionales y el tema de hoy es: El valor de crear tu propia empresa a partir de una idea

La entrevista con el licenciado en Biología Marco Antonio Rebolledo Millan, propietario de Soluciones Naturales Profesionales.

Introducción

México es uno de los países que ha disminuido el desempleo en este sexenio, muchos índices hablan de las grandes empresas, pero lo que no se cuenta o es difícil de enterarse, es que las pequeñas y medianas empresas (PYMES) son actores importantes en el desarrollo productivo de un país, y más en América Latina.

Las PYMES contribuyen a la generación de empleos, incrementan el número total de empresas en México, en menor medida, en su impacto al producto interno bruto.

Estas PYMES están mayoritariamente vinculadas al mercado interno, ocupando un mercado de distribución que se podría considerar local, o que depende de las compra venta de los pobladores de la periferia al punto de venta.

Aun así, una empresa es una empresa, la mayoría de los biólogos cuando salimos de la carrera no tenemos una idea clara si seguir estudiando o trabajar. Pero lo que si es cierto es que los sueldos para un biólogo no se acercan a los de un médico, ingeniero o químico fármaco biólogo o ingeniero petroquímico.

De ahí lo valioso de esta entrevista, pues una idea con bases biológicas se materializó en una empresa.

Comencemos la entrevista, ” El valor de crear tu propia empresa a partir de una idea”.

Oscar (Entrevistador): Completaste los créditos de la licenciatura en Biología en la UAM Xochimilco?

¿Qué te motivó a realizar tu servicio social con vermicomposta?

Marco (Entrevistado)

La verdad, la motivación comenzó desde que estudié el séptimo trimestre de la carrera en biología impartido por el Dr. Gilberto Vela Correa, que se enfoca en la edafología (estudio del suelo). Él compartía el conocimiento de esta disciplina y nos llevaba a lugares donde realizábamos perfiles de suelo y en laboratorio análisis físicos y químicos de suelo.

Cuando inicié la carrera pensaba estudiar para biólogo marino, incluso tengo dos estrellas de buceo. Sin embargo, cuando fui avanzando en mi carrera me percaté de cosas muy importantes o incluso para mí más importantes como son los suelos agrícolas, las montañas y los paisajes.

También, una de las cosas que me gusta hacer dentro de mi vida es el senderismo, camino mucho, me gusta darme cuenta en estos recorridos del tipo de vegetación, tipos de ambientes que te puede encontrar en un bosque, que son totalmente distintos a los que vivimos todo el tiempo en zonas urbanas.

Otra motivación para trabajar con la vermicoposta fue que cuando salí de la carrera no encontré un trabajo como tal. Tenía la motivación de trabajar para alguien más, para alguna empresa, negocio o incluso alguna institución.

Sin embargo, otro de mis sueños era volverme investigador, pero no logré, pero como ya tenía conocimientos sobre la parte productiva, establecer negocios, desarrollar alianzas, así como poder consolidar clientes y proveedores.

Tenía ya idea de cómo formar un círculo que me ayudara a poder desarrollar un negocio próspero.

Con base en esto así comenzó la idea de la vermicomposta, para ello comencé mi servicio social en el CIBAC (Centro de Investigaciones Biológicas y Acuícolas de Cuemanco), el Maestro Arana me apoyó para terminar la carrera, también fue el que me permitió utilizar las camas de vermicomposta que se encuentran dentro de este centro de investigación para realizar mi investigación.

Con esto, me puse a leer sobre la vemicomposta y entendiendo las necesidades que tiene el campo mexicano por una fertilidad más orgánica, pues vi una oportunidad de trabajo.

Oscar: ¿Y por qué en el CIBAC?

Marco: Escogí el CIBAC porque me di cuenta de que tenían una necesidad muy grande, en frente se encuentra la pista de canotaje y las personas que se dedican el deporte consumen mucho jugo de naranja, muchos cítricos.

Cuando estuve estudiando sobre lombricultura, sobre todo a las personas que se dedican al estudio de la lombriz, me di cuenta de que mucho mencionaban que los cítricos no se podían dar de alimento a la lombriz. Me pregunté él, ¿por qué?

Si los cítricos también son materia orgánica, al final se convierten en nutrientes, y con esta pregunta nos basamos para establecer la investigación, realicé una comparación entre la casca de naranja junto con el sustrato que comúnmente se ocupa en la lombricultura, que son los estiércoles, principalmente de vaca.

Y como se encontraba cerca una cuenca lechera me acerqué para pedirles una cantidad de estiércoles y en la pista de canotaje les pedí todos los desechos de frutas, dominaba la naranja cerca del 90 % y el restante 10 % era derivado de otras frutas como piña y papaya.

Entonces, estos fueron los sustratos que comparé para mi investigación y al final obtuve buenos resultados.

Oscar: Durante el desarrollo de tu investigación en el CIBAC, ¿Cuál fue el mayor reto al que te enfrentaste?

Marco: Fueron varios retos importantes. La idea de comparar un sustrato constituido casi por completo de cáscara de naranja es algo nuevo, en los libros que consulté mencionan la utilización de cítricos, pero no cómo lo elaboran para alimentar a las lombrices.

Entonces tuve que crear un método en el cual me permitiera ocupar las cáscaras de naranja como alimento para la lombriz, y fue poner a fermentar las cáscaras de naranja, una pre-fermentación antes de ocuparlo como sustrato para comenzar la vermicomposta.

Esta pre-fermentación permitió que los microorganismos consumieran los restos de azúcares, ácidos orgánicos, ácidos grasos y vitaminas presentes en la pulpa de los restos de los cítricos; así evitando que la acidez presente en la naranja no afectara a las lombrices.

Convirtiendo los restos de las cáscaras en una masa de color café, con un aroma muy agradable, una vez obtenido un sustrato con estas características ya sabía que lo podía utilizar como para las lombrices.

Con este pretratamiento los resultados de mis lombricompostas fueron muy buenos, me di cuenta de que en el área cóncava de las cáscaras de naranja las lombrices depositaban más huevos porque se mantenía la humedad y temperatura más constante que en el resto del sustrato, mejorando su éxito reproductivo e incrementando la densidad poblacional de lombrices.

Esto fue un gran resultado, logramos disminuir los gastos destinados por el CIBAC para alimentar al ajolote (Ambystoma mexicanum) con alimento vivo, pues ya ocupaban las lombrices producidas en las lombricompostas como alimento para el ajolote.

Otro resultado fue que logramos obtener una gran producción de lombricomposta.

Me di cuenta también que se requiere de muchísimas cáscaras para poder obtener una tonelada de lombricomposta, pues de un 100 % solo obtenía un 60 % al final de toda la producción.

Oscar: ¿Cuál fue tu aporte para el CIBAC después de tu investigación?

Marco: Fueron varios aportes, no solo fue mi investigación de servicio social; todavía me quedé otros dos años extra para perfeccionar la técnica del vermicomposteo, técnica que actualmente ocupamos.

Durante este periodo pudimos producir una cantidad de humus de lombriz para ocuparlo en el área agrícola del CIBAC, que es el área en dónde van los jóvenes que se dedican al estudio de agronomía, ocupan esta área como campos de cultivo experimentales.

Entonces, una parte del humus que producía se iba para estos campos experimentales y otra la utilizábamos para fertilizar los árboles que están dentro de este centro de investigaciones.

Un subproducto muy valioso de las vermicompostas fue la lombriz, era lo que necesitaba el CIBAC. Pudimos producir cerca del 80 % de materia viva (animales) para alimentar al ajolote.

Cada semana recolectábamos una caja de lombriz de las vermicompostas y se la llevábamos a diferentes puntos para que el personal del CIBAC alimentaran por si mismos a los ajolotes. Así disminuimos el gasto económico de comprar tubifex que es otro anélido, y aumentamos la utilización de lombrices en este centro de investigación.

Oscar: Después de titularte y haber entendido el proceso del vermicomposteo ¿cómo surge la idea de generar tu propia empresa?

Marco: Una vez que me titulé…..híjoles el título. La verdad es que me tarde todavía otros dos años en tramitarlo, ya tenía todos los créditos.

Pero tuve la necesidad de ya trabajar, como ya no me encontraba en la escuela, mis papás me dejaron de dar lana para ir a la escuela. Mis papás me dijeron: -bueno, ya terminaste, ya cumplimos, ahora, pues rífate en el trabajo-.

Entonces lo que tuve que hacer fue…, pues, al igual que en los anteriores negocios que tuve, lo primero fue crear una necesidad.

Me dije a mí mismo ¿cuál es el producto que estoy elaborando?, pues el humus de lombriz.

Existen otros subproductos que son los ácidos húmicos y fúlvicos, pero en ese entonces aún no tenía el conocimiento para estabilizarlos, porque este también es otro proceso muy grande.

Cuando establecí mi primera necesidad era el obtener dinero, lo que hice fue buscar clientes, fui de puerta en puerta a buscar clientes, a los mercados de plantas, ofrecí el humus que producía en el CIBAC. Una parte de lo que producía en el centro, lo ocupaba para mi beneficio, puesto que el CIBAC no me daba un sueldo, yo tenía entonces que crear mis propios recursos.

La idea surgió de ahí, de tener una necesidad, tener un negocio que me diera para vivir día a día, pero nunca dejé de buscar otro empleo, como no me daban empleo y como los empleos eran muy mal pagados en aquel entonces cuando salí de la carrera; aunque me parece que todavía.

Aprendí un oficio, el oficio de la jardinería, este oficio me permitió poner más horas hombre para generar más dinero, dinero que inyectaba a mi empresa.

Mi empresa comenzó con el humus de lombriz, a distribuir, me traía mi carrito lleno de productos con mi bicicleta encima del carro, bajaba mi bicicleta, la llenaba de bolsitas y me iba a todos los locales a preguntar si requerían humus de lombriz.

Me topé con que casi nadie conocía el humus de lombriz, entonces fue muy complicado.

Oscar: ¿Tu familia fue un motivo o una fórmula para poder desarrollar tu empresa?

Marco: Sí, ósea, realmente la formación como comerciante ha sido desde la familia. Mi familia nos enseñó el valor del dinero, el valor de quedar bien con las personas, no deberle a nadie, de hacer favores y que las personas te regresen ese favor.

Fue una serie de conocimientos que me llevaron a pensar de esta forma, en la forma de: trabaja para ti mismo. Mi papá siempre nos decía (a mí y a mis hermanos) que a él no le gusta tomar órdenes, porque por eso él tenía su propio negocio para él poder dar esas órdenes y no se las dieran a él.

Entonces, con este tipo de mentalidad fue con la que crecí, me inculcaron la honestidad, buenos principios, no robes, no tomes cosas ajenas, ese tipo de cosas acompañado con negociaciones, contabilidad, administración, manejo de recursos y ahorros, así es como uno logra hacerse de un negocio.

Ya tenía la experiencia de un negocio de hace ya varios años, esta empresa no es mi primer negocio, el primero que tuve fue un carrito de hamburguesas, después un puesto de plata, después una lavandería. Todo esto quieras o no, es conocimiento que vas desarrollando con forme vas avanzando en el proceso.

Todos estos negocios en el algún momento fracasaron, unos duraron más, otros menos, otros me llevaron a la banca rota, otros me dejaron una lana, pero era todo un proceso para poder concluir la carrera de biología.

Oscar: ¿Cómo surge el nombre de Soluciones Naturales Profesionales? Y ¿por qué?

Marco: Esta pregunta me gusta mucho, porque la mayoría de la gente con la que he tratado el marketing me preguntan: ¿por qué un nombre tan largo? Esto tiene un porqué, cuando das de alta una marca, si el nombre es muy corto y muy pegador y no te pones abusado te la pueden robar en el IMPI, y le va a pertenecer a otra persona, y esa persona te la puede vender muy cara.

Si quieres conservar la misma marca y el mismo logo, pues puede pasarte algo así.

Este es uno de los porque elegí un nombre tan largo.

A otra es que Soluciones Naturales Profesionales no solo incluye el humus de lombriz, al final la visión del negocio que tenía no es solo es dedicarnos a la distribución, sino que también podríamos dar cursos, asesorías, talleres, liberar servicios sociales, asesorar a los productores.

SNP es un conjunto de todo, no es solamente la venta de lombriz, eso es lo que yo sé hacer, lo que no sabía era dar ese tipo de asesorías, pequeños talleres a productores para que ellos conozcan como es una fertilidad orgánica.

Entonces SNP se llama así por esta razón, porque pensé que no solo englobara una sola acción, sino varias acciones en una sola empresa.

Oscar: Durante los primeros pasos para ir consolidando SNP (empresa), ¿cuál fue el gancho o el primer hit que te haya permitido consolidar una venta?

Marco: La primera venta, la verdad, cuando uno comienza aún no teníamos redes sociales, aún no tienes información en una página de internet, ni página y tienes ni logo.

Realmente cuando inicié fue una pequeña etiqueta, toda fea, toda mal hecha, con una información muy básica, compré etiquetas de la papelería, las pegué prácticamente con diurex en la bolsa de plástico, una vez que formé el producto; la primera venta tuve fue de boca en boca, se le conoce como venta al mostrador.

Este tipo de venta consiste en ir con el cliente y ofrecerle tu producto, llegué con el cliente, recuerdo que fue en el mercado de plantas y flores de Cuemanco, con el señor Ernesto, que se dedicaba a la venta de sustratos, suelo (tierra negra como se le conoce), así como algunos minerales.

La técnica fue muy sencilla, -hola muy buenas tardes, soy Biólogo, me acabo de graduar, estamos produciendo humus de lombriz, ¿no conoces el humus de lombriz? No te preocupes, yo te voy a explicar cómo se utiliza, y que hace en la planta-.

Prácticamente, a la comunidad a la cual le vas a vender (mercado), primero ellos deben de saber qué es lo que le estás vendiendo, dar cursos y talleres gratis, platicar con ellos mucho tiempo, para que sepan ellos qué es exactamente lo que van a vender o utilizar.

Una vez que entablé este tipo de relaciones con todos mis clientes de hoy en día, pues comencé a distribuir producto, esas fueron mis primeras ventas.

Pero, como ganaba muy poquito, no me alcanzaba para poder mantener esa producción, tuve que entrar a la jardinería. La jardinería me dio varios contratos, contratos para mantener áreas verdes en residenciales, condominios, contratos de un año, gracias a la jardinería y la distribución que ya mantenía desde ese entonces fue que pude mantener ANP.

Sin embargo, no todo es bien bonito, no siempre implica que haya ido muy bien. Realmente ya llevamos nueve años trabajando todos los días. He tenido jornadas de trabajo desde las 7:00 am hasta las 10:00-12:00 de la noche.

El año pasado desde enero hasta agosto todos los días estuve ocupado de lunes a domingo de siete de la mañana a ocho de la noche todos los días.

Realmente no es sencillo, es mucho sacrificio, me fui a banca rota dos veces, es un camino muy difícil, pero muy satisfactorio, porque no solo yo vivo de esta empresa, sino otras cinco familias viven de este negocio.

Oscar: El mercado actual está lleno de competencia, de propaganda en redes sociales, productos mejor posicionados y productos que no sirven, ¿cómo has podido contrarrestar esto para el bien de tu empresa?

Marco: Bien, siempre ha habido competencia en el mercado, en los mercados laborales siempre va a haber competencia.

Siempre va a haber alguien que mejore las condiciones de venta de cada uno de los productos, pero siempre tienes que tener en cuenta que tu producto son estrellas y son los que te dan de comer a ti y a todos los demás.

Entonces nosotros siempre nos hemos preocupado por la calidad del producto, que sea un producto bueno, que te funcione, que sea económico y que lo vuelvas a consumir; nosotros nos basamos bajo en ese principio, ética profesional, buen producto y buen manejo (lo almacenamos muy bien).

La ventaja que nosotros tenemos hoy en día es que el producto lo movemos muy rápido, esto nos permite tener producto fresco todo el tiempo a diferencia de nuestros competidores que probablemente apenas van Iniciando en el mercado.

Y si los otros tienen un producto que es de muy buena calidad, pero vas avanzando, y en ese proceso (mejora o posicionamiento de su producto), la competencia es buena para mí, es muy bueno, porque me hace ser mejor y eso me ha permitido avanzar más rápido, porque me crea necesidades; que probablemente yo no las veía.

Entonces, como veo a la competencia que le está echando ganas, que está esforzándose por posicionar su producto, entonces hay que echarle el doble de ganas para poder hacer lo mismo que él, pero con tu propio negocio.

Realmente siempre va a ver quién quiera vender más de tú, hay negocios más grandes que SNP, hay negocios más pequeños que SNP, pero todos nos mantenemos en el mismo mercado; sin embargo, este negocio ya lo veo como un estilo de vida y yo no sé mis otros competidores se van a dedicar de lleno a lo que yo ya estoy haciendo de lleno. Entonces allí me da otra ventaja.

No lo veo malo, lo contrario, que haya competencia.

Lo único en lo que me fijo es no fallarles a los clientes, la atención al cliente es de las cosas más importantes y tener un buen producto.

Oscar: ¿Tus productos son amigables con el medioambiente, ¿piensas que esta idea fue la principal para que tu empresa venda productos aceptados por el agricultor o el público en general?

Marco: Quise vender puros productos orgánicos, porque a mí no me gusta manejar los químicos, los manejé en algún momento para los mantenimientos que daba en jardinería; pero era porque todavía no tenía el conocimiento suficiente para poderles dar una respuesta 100% orgánica.

Entonces esta empresa está diseñada para que sobreviva con los años, para que sea más productiva con los años.

Ustedes observan el planeta, se está volviendo cada vez más caótico, entonces si tú empiezas a observar las estadísticas el suelo que tenemos se está volviendo ácido y esa acidificación no se va a poder quitar de la noche a la mañana.

Conforme vayan pasando los años van a ir prohibiendo cada vez más y más algunos agroquímicos, que no solamente son dañinos para el suelo, sino que son dañinos para el ser humano, porque son uno de los antecedentes que nos hace estar más predispuestos a padecer cáncer en cualquier parte de nuestro cuerpo, una parte se debe a la alimentación que consumimos día a día, muchos de estos alimentos vienen cargados de muchos pesticidas e insecticidas y fungicidas; compuestos que dañan a nuestro cuerpo.

Entonces sí, SNP está pensada para que sobreviva y sea una empresa líder en el mercado y está pensada y diseñada para que solamente utilice productos 100% orgánicos que no solamente ayudan a la regeneración del planeta sino que ayudan a que tu salud y la salud de tus familiares, amigos, niños(as) e incluso tus mascotas estén más sanas y vivan más años.

El aporte orgánico de SNP es para nuestra propia salud, es como se pensó esta empresa.

Oscar: Una empresa requiere de una plantilla de trabajadores, ¿cuál ha sido el reto para mantener y consolidar a tu grupo de trabajo?

Marco: Pues aquí lo importante es cubrir las necesidades de las personas que trabajan con conmigo.

Por ejemplo Milton es mi sobrino, él lleva aproximadamente 6 años trabajando conmigo, él se casó de muy chavo, tuvo hijos muy muy pronto; eso le hizo tener una necesidad, tenía que alimentar a su familia.

Entonces lo que yo hago con las personas que trabajan conmigo, sí, son mis empleados, pero también les doy un aporte de la empresa, trato de pagarles muy bien un buen sueldo.

Para los que no tienen un sueldo fijo, como los trabajadores que vienen a cumplir un horario de 9:00 am a 5:00 pm con una hora de comida.

Para los que trabajan externamente, pues lo que hago es dándoles trabajos que nos van saliendo para que ellos los cobren por sí mismos, para que ellos tengan esa lana extra y bueno vamos creando ciertos productos y cierto porcentaje para que a ellos se les quede.

No es fácil crear un sueldo.

La verdad es que eso es muy complicado porque a veces hay, a veces no hay.

Tienes que llegar a una estabilidad del negocio para que tú puedas mantener a esa gente durante todo el tiempo y principalmente que ellos tengan esa seguridad, de que a futuro no se van a quedar sin empleo porque vaya a tronar SNP o algo.

Con esa finalidad genero los empleos y brindo una estabilidad de aquí hasta cuando ellos quieran irse.

Es así es como lo manejamos, tratamos de crear una vez que llega alguien conmigo un sueldo, una vez que ya tenga un sueldo fijo va a ser más fácil para esa persona establecerse conmigo para que en futuras ocasiones hagamos más trabajo, juntos en conjunto.

Oscar: A todo esto, ¿dónde se encuentra ubicada tu tienda física?

Marco: La tienda física se encuentra ubicada en el mercado de planta y flores de Cuemanco, manzana 19, local 59. Aquí es donde nosotros tenemos el local de venta, puede venir y encontrar todos los productos que manejamos en línea.

Oscar: ¿Los pequeños productores generalmente se encuentran algo lejos del mercado de plantas y flores de Cuemanco, ¿estos productores cómo han podido acceder a tus productos?

Marco: Nosotros, cuando comenzamos el trabajo antes de poner la tienda física, ya contábamos con una red de distribución con diferentes tiendas o tiendas de agroquímicos que se dedican a la distribución de fertilizantes, insecticidas e insumos para el campo.

Acercamos nuestros productos a esas tiendas, por ejemplo, tenemos clientes en mercado de Madre Selva, en la avenida de Nuevo León, en Cal tongo, Puente de Urrutia, en San Luis, tenemos en Tlayacapan, también en Cuautla, tenemos hacia Tlalpan, Cuajimalpa, Cuautitlán Izcalli; entonces realmente nuestro producto está distribuido por toda la megalópolis.

Esto ha permitido que los productores tengan un acercamiento con nuestro producto, muchas veces les queda más cerca, como ir a la tiendita de la esquina de tu casa donde vas a encontrar productos de primera necesidad, lo mismo funciona en las tiendas de agroquímicos.

Sí, uno empieza a promover en redes sociales y empieza a notarse dentro de las páginas que nosotros tenemos humus de lombriz, que lo distribuimos y producimos, que es beneficioso para el suelo, que beneficia al cultivo, la gente entonces empieza a mirar toda esta parte de la fertilidad orgánica.

Sin embargo, el gobierno también ha hecho un trabajo muy arduo en ese aspecto, porque se dio cuenta de que estábamos teniendo un envenenamiento muy rápido por algunos pesticidas y agroquímicos que se utilizaban como el fentanilo, el fernatol y todo lo que tiene clembuterol, que hoy en día están prohibidas.

El gobierno a través de sus organizaciones como CORENA y SEMARNAT incentivan al productor a ocupar productos orgánicos.

Hemos tenido una elevada tasa de ventas gracias a que el gobierno nos ha invitado a darle pláticas a sus productores, para que conozcan la producción del humus de lombriz, esto nos ha permitido tener un acercamiento más rápido con el productor y acelerar las ventas de los productos en diferentes puntos de la Ciudad de México, logrando así que el humus de lombriz llegue a los pequeños productores.

 

Oscar: ¿Eres de los pocos biólogos que pudo monetizar su propia idea, ¿cómo combinaste tus conocimientos en biología con una empresa de fertilizantes orgánicos?

Marco: Un negocio, pues ya los tenía arrastrando desde que comencé a trabajar a los 8 años. Yo pasaba las cremas, la mantequilla, los yogures y todo se lo pasaba a mi mamá, yo sentadito en la parte de abajo del refrigerador y ya, nada más pasando las cosas.

Prácticamente, lo difícil de un negocio siempre es vender, siempre es entablar las relaciones con la gente y hacer negociaciones; también es algo complicado de hacer porque tienes que convencer a otra persona externa a que te consuma o a que forme parte de tu negocio, esto es realmente complicado.

Y esto, pues lo vengo practicando desde los 8 años, entonces realmente tengo una ventaja sobre muchas otras personas desde ese aspecto.

Ahora la combinación de la carrera junto con la idea de hacer un negocio…, realmente surgió de que en algún momento, cuando yo me dedicaba a trabajar con mis papás, trabajaba en una cremería, tuvimos la oportunidad de comprar una cremería de mayoreo.

En esta cremería de mayoreo nosotros teníamos camionetas de reparto e íbamos a tocar de puerta en puerta o de tienda en tienda en toda la colonia, y alrededor de la colonia; íbamos y ofrecíamos el producto.

Entonces con esa misma relación que ya tenía de salir a la calle y buscar clientes, así fue como yo empecé a relacionar SNP a la venta del humus (lo menciono mucho) porque ese es el producto con él que iniciamos.

Conforme fui avanzando, también tuve un puesto de plantas, también tuve un puesto de artesanías y bueno, al final SNP ya se convirtió en un proveedor de sustratos, insecticidas orgánicos y de humus de lombriz como fertilizante, fertilizantes fermentados como súper magro.

Pero la idea principal fue unir lo que ya había hecho anteriormente en mi vida, que era la vendimia con el conocimiento que había adquirido durante tantos años de estudio de la lombricomposta.

Pensé y deduje. Ya tengo la materia prima, el producto, la marca, pues hago un producto que se pueda vender y distribuir en todos los establecimientos del mercado de planta.

Investigué dónde (realicé un pequeño estudio de marketing) se encontraban los sitios a los que iban los jardineros, las amas de casa, la gente que consumía los fertilizantes y todo para sus cultivos, finalmente logré establecerme en el mercado de flores y plantas de Cuemanco.

Aquí es donde se encuentra el punto principal para este tipo de productos.

Oscar: El humus de lombriz es uno de tus productos emblema, ¿qué tan difícil fue que un agricultor dejara de utilizar los fertilizantes sintéticos y utilizara el humus de lombriz?

Marco: Cambiar de químico a orgánico, pues vino a revolucionar toda la era de Industrial verde a nuestro país.

Es más cómodo a los productores, -recuerden- que los productores van de generación en generación, el abuelito le enseñó al papá, el papá le enseñó al hijo y el hijo, pues le va a enseñar a sus próximos hijos.

Es una cadenita de costumbres que va arrastrando la gente mayor, pero con la revolución verde, pues esas costumbres fueron reemplazadas por agroquímicos.

Entonces, cuando yo llegué al mercado (la parte productora e insumos), me topé con que la mayoría de agricultores no conocían el procedimiento de los compostajes y no conocían el proceso de la lombricomposta, entonces realmente ha sido muy difícil, ha sido un camino muy complicado.

Para que ellos adopten este tipo de técnicas o “nuevos” insumos, como tal vender el humus de lombriz, ellos piensan que es tierra (es normal que desconfíen) porque así se ve.

Explicar todo lo que conlleva el utilizar humus de lombriz con respecto al químico, pues bueno, en primera es un riesgo que ellos no quieren tomar, porque como ya tienen una técnica que les ha funcionado durante toda su vida, el cambio para ellos es muy radical, porque es de cambiar de un químico a un orgánico.

Pero el orgánico tú no sabes si realmente te va a funcionar como yo les digo que va a funcionar.

Aquí lo que sí hemos intentado y hemos hecho con la ayuda de otros amigos biólogos, es ir directamente con el productor, explicarles cuál es la diferencia de cada uno y cómo es que el humus le va a favorecer en su producción y la única forma de cómo podemos entrar con ellos es hacerles una demostración.

Para que se percaten que les funciona, que vean que sí, que sí les va a favorecer.

Entonces esa es como la única manera en que hemos nosotros podido entrar con ellos y ha sido muy difícil la verdad, principalmente cambiar en lo posible su mentalidad para que ellos como productores adopten una técnica distinta.

Ha sido muy difícil, pero, pues es de mucho trabajo, mucho trabajo y demostrarles que el trabajo que nosotros hacemos funcione, esto es lo difícil.

Oscar: Durante la pandemia muchos negocios desaparecieron, algunos apenas se están recuperando, ¿qué fue lo que te permitió mantenerte en el mercado?

Marco: Cuándo recibimos la noticia de que el país estaba colapsando por el contagio del virus del covid, pues la gente estaba tan asustada que no quería salir de sus casas, entonces como nosotros nos dedicamos a la venta de insumos para el campo, huertos urbanos y jardinería en general.

Y la gente tenía bastante tiempo para estar en casa, pues la verdad es que a nosotros nos fue muy bien en ese proceso, porque como la gente no tenía dónde salir, quería un lugar donde distraerse, su único lugar donde se podían distraer era en su jardín.

Muchas empezaron a crear su propio alimento, a tener sus propios huertos urbanos dentro de la casa. Nosotros aprovechamos esa parte, pudimos ser visionarios en ese tipo de circunstancias, las cuales nos permitieron arrojar varias promociones dentro de la misma página.

Ofrecíamos el sustrato con el flete gratis, realmente la gente estaba encerrada en casa y eran muy pocas personas las que estaban afuera trabajando como los repartidores.

Nosotros también somos repartidores, distribuíamos nuestro producto, nos acatábamos a todos los lineamientos de sana distancia y prevenciones de contagio, usábamos cubrebocas, mascarilla, ropa distinta a la que utilizábamos cuándo visitábamos a los clientes, gel antibacterial, alcohol; utilizábamos varias cosas que nos permitían ir y visitar a la gente.

Nosotros llegábamos al lugar y solo les decíamos en dónde dejaríamos sus productos, en el caso del dinero les dábamos un sobre para que allí nos lo entregaran.

Bueno, así fue como nosotros estuvimos trabajando durante todo el proceso del covid, que duró aproximadamente dos años y medio.

En estos años para la empresa fue un avance bastante amplio y rápido, tuvimos muy buenas ventas, ya que la gente no tenía dónde salir y bueno, ellos querían distraerse creando sus propios cultivos, alimentando sus árboles, aprendiendo un poco sobre sus plantas.

 

Tuvimos mucho contacto con la Ciudad de México y Estado de México.

Oscar: Complementar tu empresa con la utilización de redes sociales y responder a través de whats app ¿crees que ha permitido a pequeños y medianos productores de hortalizas acceder a tus productos? ¿qué es lo que más te compran?

Marco: El uso de la tecnología hoy en día ha sido un impacto muy fuerte para los productores, porque muchos productores son personas mayores, personas que no utilizan teléfono, no utilizan redes sociales, no conocen el WhatsApp.

Entonces si ha sido complicado, pero ya se vienen las nuevas generaciones, generaciones que por ejemplo los papás ya son grandes y los hijos ya están tomando el rumbo de la empresa, ellos ya utilizan redes sociales, WhatsApp, haciendo negociaciones vía telefónica.

Son herramientas que nos han facilitado mucho el acercarnos a los productores, ya heredaron a sus hijos y sus hijos sí utilizan las redes sociales.

Entonces ese acercamiento a estos productores que hemos tenido como la velocidad de respuesta, es muy rápido, siempre hemos estado muy pendientes en la parte de las cotizaciones, hemos desarrollado un método en el cual nos pides una cotización el día de hoy, máximo en uno o dos días ya la tienes en tu correo.

La velocidad en la que contestas a tus clientes te permite obtener eficiencia en los pedidos y brindar mejores resultados.

Los productores siguen consumiendo principalmente el humus de lombriz (la estrella de SNP), de ahí le siguen los ácidos húmicos y fúlvicos (lixiviado de humus de lombriz), el jabón potásico y el resto de los demás sustratos.

Oscar: Muchos agricultores utilizan tus fertilizantes orgánicos, pero también vendes repelentes contra insectos plaga, ¿qué tan valioso ha sido para los productores encontrar productos amigables con el medioambiente que protejan sus cultivos de los insectos plaga?

Marco: Pasa lo mismo con los fertilizantes químicos, por ejemplo, aquí nosotros distribuimos lo que son las tricodermas que son hongos que atacan a otros hongos, trabajamos también con bacterias que atacan a otras bacterias, trabajamos con micorrizas que son las que forman simbiosis con las raíces, también trabajamos hormonas de crecimiento como auxinas, este tipo de productos ya se encontraban en el mercado; sin embargo, no había un producto que fuera a 100% natural que estuviera estable y que funcionara para el campo, es algo muy nuevo.

La gente agradece mucho saber que no solamente vendes fertilizantes, sino que también tienes algunos controladores de plaga como los jabones potásicos, los caldos sulfo-cálcicos, tienes los bacilos, el radix que bueno ese se llama proradix que es un Bío-fungicida.

Cuando el cliente ve la lista de precios y ve que no solamente vendemos humus de lombriz, sino que tenemos otros 60 productos que son orgánicos, pues la gente empieza a adoptar esa idea.

Lamentablemente, todavía el precio de estos productos es un poquito más alto que el que encontrarías en un agroquímico; sin embargo, hasta que no le den el valor del impacto ambiental que genera utilizar esos productos (agroquímicos) a diferencia de un producto orgánico, es cuando le van a dar un valor, un valor agregado a los productos que hoy en día ya manejamos.

Hasta que no suceda eso, será cuando la gente va a empezar a voltear un poquito más hacia lo orgánico.

 

Oscar: Para finalizar, los productos que comercializas son una importante alternativa amigable con el medioambiente para fertilizar, proteger los cultivos y disminuir el impacto de los agroquímicos, ¿por qué crees que algunos agricultores aún no utilizan fertilizantes orgánicos?

Marco: Los agricultores lo que quieren es rapidez, que un orgánico funcione como un químico, eso nunca va a suceder.

El químico está hecho a base de sales y las sales cuando se diluyen liberan el nutriente y lo absorbe la planta de inmediato, la diferencia del humus de lombriz es que se comporta como un agregado de suelo, después de aplicarlo se va integrando al suelo y forma parte del suelo.

La absorción de nutrientes es diferente al químico, el humus de lombriz es liberación lenta.

Pero si un agricultor comienza el día de hoy a utilizar orgánicos en 5 o 6 años va a aumentar su producción, si se encontraba un 60 % probablemente llegue a un 80 a un 90 %.

Lamentablemente, el tiempo en el que en el que el humus de lombriz o cualquier otro fertilizante natural actúa sobre las plantas o sobre el suelo, pues es un poquito más tardado.

Sin embargo, hay algunos métodos como utilizar los ácidos húmicos y fúlvicos en conjunto con el humus de lombriz, se podría incrementar la actividad biológica del suelo cultivado, incrementar la materia orgánica, y así hacer llegar el suelo a una estabilidad, tendríamos un suelo muy fértil y un suelo que funcione casi por sí solo.

Enseñarles a los productores como utilizar el producto desde una parte biológica para que ellos no trabajen solo sus plantas, sino trabajar en el suelo para que el suelo les dé lo que quieran cultivar.

Un suelo bien trabajado, aireado y bien fertilizado, que mantenga toda la biología te va a dar el cultivo que tú quieras.

Recuerda, siempre tendrás una solución natural profesional cerca de ti.

Chateamos?
1
¿Cómo te ayudo?
Hola, 👋
¿Cómo puedo ayudarte?