Plaguicidas y la resistencia por los insectos

Hola, gracias por seguirnos en redes sociales y contribuir en nuestro blog con tus comentarios, hoy te platico acerca de los Plaguicidas y la resistencia por los insectos.

Antes de comenzar hay que definir que es un plaguicida o pesticida.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura  (FAO) es cualquier sustancia destinada a prevenir, repeler, prevenir, destruir o atraer, o combatir cualquier plaga, incluidas las especies indeseadas de plantas o animales.

Ya definido esto, pasemos a ver los detalles del impacto de los plaguicidas y como los insectos van desarrollando resistencia a los mismos.

¿Cuáles son los impactos del uso de los plaguicidas?

El uso actual de los plaguicidas se ha incrementado, debido al aumento de las áreas para establecer cultivos intensivos, con la finalidad de satisfacer las demandas cada vez más altas a nivel mundial de alimentos.

De forma general, los impactos al medio ambiente es el incremento de impurezas en los cuerpos naturales de agua, modificación de las zonas ribereñas, tala intensiva de masas forestales, esto se intensifica por las escasas legislaciones en materia de residuos derivados de los plaguicidas.

Impacto en el suelo

El impacto en el suelo sucede de dos maneras, los recipientes o bolsas plásticas de los pesticidas no son trasladados a la basura o a depósitos adecuados, por lo que se incrementa la basura y micro plásticos en el suelo, afectando su estructura.

¿Cómo afectan los plaguicidas a la actividad biologica?

Por otra parte, los compuestos activos que constituyen los plaguicidas afectan la eficiente actividad biológica del suelo, al no poder descomponer estos compuestos e integrarlos a sus ciclos naturales. Se modifica la calidad de la materia orgánica, que es una fuente natural de nutrientes para la vegetación.

¿Cómo afectan los plaguicidas al aire?

La afectación al aire es debida a los compuestos volátiles que se movilizan durante la aplicación de los pesticidas, integrando al aire metabolitos o subproductos que por una parte alteran los ciclos gaseosos como el del oxígeno y nitrógeno, provocando una aceleración en la formación de ozono y lluvias ácidas.

¿Como afectan los plaguicidas a la biodiversidad?

El impacto a la biodiversidad se debe a que no son sustancias selectivas, esto quiere decir que van a impactar a bacterias, hongos, protozoarios, insectos, lombrices y otros vertebrados que no se comportan como plaga para cualquier cultivo. Un ejemplo es la falta de floración por alejar o matar especies polinizadoras como las abejas.

¿Los plaguicidas afectan al ser humano?

Afectaciones al ser humano, las enfermedades son muy variables, van desde muy leves como pequeñas intoxicaciones, inflamaciones, afecciones dermatológicas, enfermedades respiratorias y gastrointestinales.

Pero otras afectaciones mucho más graves es el desarrollo temprano de cáncer de piel, tiroides, afectaciones fetotóxicas en mujeres embarazadas. Inhibición de los glóbulos rojos y hemoglobina. Irritación de mucosas gastrointestinales, desórdenes gastrointestinales, entre los más destacados.

¿Cuáles son los tipos de plaguicidas?

Existe en el mercado una gran variedad, te enlistaré algunos de los más importantes en función de las plagas que atacan (Valvuena et al., 2020).

Insecticidas.

Controlan ciertos insectos que atacan a los cultivos, actúan como repulsivos, repelentes y exterminadores de dicho insecto o plaga.

  1. Los clorados. Productos químicos compuestos por carbono, hidrógenos unidos a cloro, tenemos el DDT, aldrin y dieldrin.
  2. Constituidos por fósforo, carbono y azufre, destacan diclorovinil etilsulfiniletil, metilfosfato y oxideprofos.
  3. Los carbamatos. Son compuestos derivados de ácidos carbámicos, atacan el sistema nervioso de los insectos.
  4. Las nitroguanidinas. Atacan igualmente el sistema nervioso, pero impacta lentamente de forma sistémica todos los órganos internos de los insectos.

Fungicidas

También contribuyen a la resistencia de los insectos.  Aunque los fungicidas son compuestos químicos dirigidos para controlar o evitar enfermedades producidas por hongos, que generan marchitamiento de las hojas y muerte de una planta o hasta el cultivo completo. En este articulo te citare dos ejemplos.

  1. Los metoxiacrilatos. Efectivo antiespurulante que disminuye el impacto por hongos. Actúan inhibiendo los procesos respiratorios de los hongos evitando el ciclo de colonización de las esporas.
  2. Los ditiocarbamatos. Compuestos químicos de dos átomos de carbono, que bloquean el desarrollo de los hongos patógenos.

Herbicidas

Incluiremos los Herbicidas que normalmente controlan la colonización de plantas consideradas malezas circundantes a los cultivos. Te menciono los más comunes.

  1. Sulfito o sulfón. Herbicida compuesto de azufre, elimina malezas de hoja ancha, también impacta a bacterias y otros organismos que afectan los cultivos.
  2. Las imidazolinonas. Compuesto que contiene oxígeno, nitrógeno e hidrógeno derivado de urea, controla gramíneas indeseables.
  3. Las triazinas. Sustancia química de uso general para controlar las malezas.
  4. Las acetanilidas. Actúa como inhibidor del desarrollo de malas hierbas, además se utiliza para elaboración de tintes.

Otro compuesto que también es muy usado en la agrícultura son los nematicidas.

Nematicidas

Los Nematicidas en realidad son fungicidas que tienen la capacidad de controlar o eliminar nematodos o parásitos de los cultivos, son altamente tóxicos y muy volátiles.

Te menciono los más comunes

  • Hidrocarburos alifáticos halogenados. Compuestos químicos constituidos por cloro, altamente tóxicos. Contienen también metilbromuro y dicloro propano.
  • Liberadores de isotiocianato de metilo. Compuestos líquidos altamente volátiles, sin color, pero con un fuerte aroma que causa lagrimeo, deshidratando las mucosas; contienen dazomet o tetrahidro.

Entonces, ¿cómo se desarrolla la resistencia a plaguicidas por las plagas?

Primeramente, la falta de entendimiento de cada plaga por parte del productor o de la persona que le asesora, influye en la utilización de un tipo en particular de plaguicida. Por otra parte, no cambiar periódicamente el tipo de plaguicida utilizado, son factores que incrementan la resistencia de la plaga que se intenta controlar o eliminar.

Otro factor muy importante para el desarrollo de la resistencia es la frecuencia de aplicación y el incremento de las concentraciones paulatinamente del plaguicida.

¿Pero qué es la resistencia a los plaguicidas?

Es el desarrollo de habilidades para tolerar concentraciones muy altas del o los plaguicidas dosificados, que resultarían letales a la mayoría de los individuos de una población normal de la misma especie.

Otra definición, a mi parecer más completa es la habilidad complementaria y hereditaria de un individuo o conjunto, que los capacita fisiológica y etológicamente, para tolerar y hasta bloquear la acción tóxica de un plaguicida, utilizando procesos metabólicos y no metabólicos; derivados de sobrevivir a las exposiciones continuas del plaguicida (Badii y Garza-Almanza, 2007).

¿Se puede evitar la resistencia a los plaguicidas?

Muchas veces se menciona que la resistencia es un proceso inevitable, ya que no se cambian los procesos ni dosificaciones de los plaguicidas sobre un mismo insecto plaga o maleza. Debido a la fuerte necesidad de mantener los rendimientos acordados para el mercado.

Aunque las necesidades por mantener las mínimas afectaciones del cultivo por alguna plaga, no debería de justificar el incremento de las concentraciones de las dosis recomendadas para tener resultados adecuados. Derivando en el desarrollo de resistencia.

¿Pero, que sucede con el individuo para que desarrolle resistencia?

Primeramente, es sobrevivir al impacto del plaguicida, posteriormente será heredar esa característica, puesto que se desarrollan cambios genéticos que alteran los procesos bioquímicos que permiten tolerar o metabolizar el agente activo que causa la muerte del insecto.

Ejemplos

Eso se pudo constatar con la aplicación constante de DDT, pues gusanos que afectaban a las manzanas, después de un tiempo aparecían gusanos más grandes, y en otra temporada de cosechas los gusanos fueron más numerosos y grandes.

Existen casos en los que el productor tuvo que quemar todos sus manzanos para poder deshacerse de los gusanos.

¿Qué tipos de resistencia existen?

  1. Por comportamiento. Sucede cuando el insecto muestra un comportamiento de escape al insecticida.

Un ejemplo es que el insecto o grupo que se desplaza a una zona no tratada con plaguicida y posterior a la dosificación regresa al cultivo, generando una tendencia generalizada a evitar el contacto con el plaguicida.

2. Resistencia morfológica. Sucede cuando alguna característica morfológica del insecto ocasiona la resistencia, un área mayor o de menor tamaño de una estructura vital.

Por ejemplo, la cutícula blanda se vuelve más impermeable, lo que evita que el insecticida penetre dicha capa, evitando llegar a los órganos internos.

3. La resistencia fisiológica o bioquímica. Es la más importante de todas y sucede de dos formas, desarrollar un mecanismo de protección y por insensibilidad en el sitio de acción.

Deriva de mecanismos metabólicos y no metabólicos.

La resistencia metabólica a los plaguicidas

  • Desarrollo de un gen (Kdr) que fue inducida por el DDT, generando que los nervios de la plaga sean menos sensibles. Incrementando la resistencia todos los piretroides conocidos.
  • Incremento de la detoxificación de los insectos al plaguicida, básicamente “metaboliza” el insecticida y posteriormente lo excreta.
  • Al incrementar la detoxificación, se incrementa la secreción y especialización de enzimas, que le brindan resistencia a pesticidas organofosforados, carbamatos y piretroides.
  • El incremento de enzimas especializadas, “transforman” los compuestos activos solubles en lípidos del plaguicida, en compuestos que se excretan con sustancias endógenas.

La resistencia no metabólica a los plaguicidas

  • Disminuye la penetración del agente tóxico al interior de su exoesqueleto.
  • Se incrementan las estructuras inertes, normalmente el tejido graso.
  • Aumento de las excreciones.

¿Existe alternativas que sustituyan los plaguicidas?

Claro que sí, muchos plaguicidas o insecticidas como el extracto de canela, el extracto de ajo, el jabón potásico, el extracto de neem, tierras de diatomeas fosilizadas dan buenos rendimientos costo-efectividad para repeler y hasta eliminar las plagias.

Ventajas de los controles orgánicos de insectos y plagas

En primer lugar, son amigables con el medio ambiente, no persisten en la planta ni en el suelo, se degradan más rápido que los sintéticos; tienen beneficios secundarios, enriquecer el suelo o sustrato con algunos oligoelementos después de su aplicación.

Son insecticidas de contacto, actuando mecánicamente sobre las estructuras blandas del exoesqueleto, deshidratando y posteriormente endureciendo estas estructuras.

Generan irritación, repeliendo insectos plagas o babosas, atacan las fases de pupa de las mosquitas, inhabilitan su estilete (mandíbulas) para no dañar los tejidos de las plantas. Evitan la ovoposición de huevos y continuar proliferándose.

¿Los insectos generan resistencia a los controles orgánicos?

Si, pero lo principal de utilizar controles orgánicos es que, los insectos o plaga no generan resistencia inmediata o tiende a ser muy lenta a estos plaguicidas orgánicos.

Si tienes alguna inquietud de como utilizar los productos orgánicos para el control de insectos y plagas.  Recuerda, si tienes una duda o pregunta; siempre tendrás una solución natural profesional a tu alcance.

Literatura consultada

Badii, M. H. y Garza-Almanza, V. 2007. Resistencia en insectos, plantas y microorganismos. CULCyT. Impacto ecológico. 4(18): 9-25.

Valvuena, D. S., Meléndez-Flóres, M. P., Villegas, V. E., Sánchez, M. C. y Rondón-Lagos, M. Daño celular y genético como determinantes de la toxicidad de los plaguicidas. Reseach papers, 11(2): 25-42.

Chateamos?
1
¿Cómo te ayudo?
Hola, 👋
¿Cómo puedo ayudarte?