Soluciones para resolver el estres de tus plantas

Uno de tantos factores que mitigan o disminuyen la productividad de los cultivos se debe al estrés que impacta la planta en este articulo te dejo saber algunas soluciones para resolver el estress de tus plantas.

¿Porqué afecta estrés las plantas?

El factor principal que genera estrés en las plantas son los fenómenos medioambientales, se estima que solo el 10 % del área destinada para cultivo a nivel mundial no presenta algún tipo de estrés (Benavides-Mendoza, 2002).

Aproximadamente el 20 % de la superficie terrestre se ve afectada por alguna deficiencia o toxicidad mineral (cuerpos de agua o áreas forestales), el 26 % es afectada por sequías y 15 % por congelación (Benavides-Mendoza, 2002).

Estrés de tus plantas en agricultura protegida

Estos factores aún en cultivos protegidos como en invernaderos y túneles presentan eventos que estresan el cultivo, disminuyendo la productividad y calidad de los frutos.

¿Pero que es el estrés en la planta?

En concreto el estrés en las plantas puede verse como una fuerza externa (muy raramente interna) que funciona como un estímulo que provoca una respuesta bioquímica y fisiológica, alejando a la planta de sus condiciones óptimas o estables para cumplir todo su ciclo de vida.

Estos cambios drásticos externos inducen respuestas que generan modificaciones reversibles o permanentes en las estructuras de las plantas.

Afectaciones del estré en tus plantas

Si el evento estresante es muy agresivo y duradero, puede generar un daño irreversible provocando la pérdida de una parte de la planta o la planta entera, por otra parte, si el estímulo estresante es de poca duración y de baja severidad, las afectaciones no serían permanentes por lo que no se perderían hojas, flores y frutos de la planta o plantas afectadas.

¿Cuáles son los eventos que generan estrés en las plantas?

De forma general te platicaré de los cuatro factores más comunes que generan estrés en las plantas.

Déficit o estrés hídrico.

El estrés hídrico a nivel mundial podría ser el más común y más frecuente. Por una parte, se proyecta para el año 2050 que más de cinco mil millones de personas en el mundo no podrán acceder a agua potable (FAO, 2022). Entonces, el déficit hídrico que impacta los cultivos se verá exacerbado, por lo que la rentabilidad, productividad y calidad de los productos no serán los esperados y estimados por los productore

Nota. Estrés hídrico: ocurre cuando la demanda de agua segura (para uso agrícola también) utilizable excede la cantidad disponible.

Entonces el déficit hídrico y las sequías limitarán la producción vegetal en el planeta más que cualquier otro factor ambiental. Esto se debe a que el agua juega un papel esencial en todos los procesos metabólicos del ciclo de vida de las plantas, como por ejemplo la fotosíntesis y respiración.

Como tal, el agua evita que las estructuras internas de las plantas se deshidraten.

Daños en tus plantas por estrés.

De todo esto surge un concepto que es la resistencia al estrés, esto se puede conceptualizar como esas capacidades particulares de una planta (individuo) de un grupo de plantas que puede tolerar más tiempo o no presentar daños tan severos al mismo evento estrés ante, sin embargo, no implica que puedan tolerar eventos estrésantes durante mucho tiempo.

Algunas plantas desarrollaron estrategias que evitan la pérdida de agua, como estructuras que mantienen el agua en su interior, hojas pequeñas pero carnosas (suculentas), hojas protegidas por ceras y raíces muy profundas; plantas con crecimiento rápido o madurez temprana aprovechando rápidamente la disponibilidad de agua.

Estrés hidrico en las hortalizas

Son pocas plantas de uso comestible que toleran relativamente tiempos prolongados sin agua, pero si no obtienen agua se secaran como casi cualquier planta. Un ejemplo de estas plantas que perteneciente al grupo de las Cactáceas, es el Nopal verdura cultivado en Milpa Alta.

Estrés térmico, altas y bajas temperaturas.

Las plantas son afectadas por los cambios bruscos de temperatura, los incrementos o decrementos relativamente radicales de temperatura afectan sus procesos fisiológicos y las estructuras como ramas, hojas y frutos, congelándolos o deshidratándolos.

Se sabe que la temperatura relativamente óptima en la que se realizan los procesos como la división celular, fotosíntesis, acumulación de azucares o proteína oscila de los 5 a 30 ˚C.

Este rango de temperatura también está relacionado con la asimilación de nutrientes por las raíces, movilización de los mismos en el xilema y floema, germinación de las semillas, floración y desarrollo de frutos (Benavides-Mendoza, 2002).

Durante el proceso de domesticación de las especies de plantas para uso agrícola, el ser humano ha podido desarrollar metodologías adaptadas a los cambios climáticos, teniendo éxito para poder hacer llegar productos a su madurez y mantener una calidad competitiva en un mercado altamente fluctuante.

Estrés termico y su afectación en las semillas que se germinan.

Por ejemplo la germinación de las semillas de pepino se ve afectado si se mantienen más de 20 horas a 2.5 ˚C, pero si oscila de 2.5 a 25 ˚C al menos por seis días no presentan afectaciones con respecto a su éxito de germinación.

Las raíces de pepino y de melón cuando son expuestas a 2.5 ˚C durante periodos de 96 a 120 horas, presentan daños irreversibles en el ápice de la radícula (Benavides-Mendoza, 2002).

Déficit o exceso de nutrientes en el suelo para la planta.

El estrés nutrimental como tal es la falta o exceso de nutrientes necesario para el adecuado crecimiento y desarrollo de la planta.

Existen dos grupos de nutrientes que requieren las plantas, los macronutrientes más importantes son el nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y azufre.

Los micronutrientes son aquellos que la planta los requiere en concentraciones muy pequeñas durante todo su desarrollo, que son el hierro, el cinc, el molibdeno, manganeso, cobre, boro y cloro.

Estrés por falta de micronutrientes

Uno de los problemas que no se habla tan frecuentemente está relacionado con el último grupo de nutrientes, puesto que en exceso son tóxicos para la planta como para el ser humano. Aunque algunos se encuentran de forma natural en suelo del cultivo, estos se incrementan por las aplicaciones de fungicidas, pesticidas y fertilizantes sintéticos (Adams y Moore, 1983).

Como tal las deficiencias nutrimentales en el suelo para tus cultivos impacta de forma directa el rendimiento y calidad de la cosecha.

Identifica el tipo de estrés correcto.

Muchas veces la sintomatología de las plantas por déficit nutrimental se confunde con otros factores que generan estés en la planta, este estrés puede ser producido por plagas (estresante biológico externo), salinidad, estrés hídrico y térmico, o toxicidad por algún otro nutriente.

Por lo que es importante observar la vigorosidad de las plantas de tu cultivo, identificar decoloraciones en las hojas, decaimiento general de la planta, presencia de venas amarillentas o necróticas, manchas o lunares amarillentos a negros en las hojas.

Ejemplos de hojas afectadas por exceso y déficit de nutrientes (Imágenes tomas de Google images, 2023) .

Ejemplos de hojas afectadas por exceso y déficit de nutrientes (Imágenes tomas de Google images, 2023) .

Estrés por salinidad.

Los hábitats salinos se definen por la presencia de una concentración excesiva de sales solubles, de forma general las sales solubles más frecuentes son las de sodio, potasio, magnesio, calcio, litio y sus diferentes interacciones con el cloro.

El efecto central que enfrentan las plantas sometidas a un exceso sales (0.5 a 0.8 g de Na por cada 100 g de suelo y que rebase 0.5 g de Cl) es que no puede ingresar agua con facilidad a través de las raíces, debido que no hay suficiente agua que pueda disolver todo el exceso de sales y movilizarse al interior de las estructuras de la planta (Benavides-Mendoza, 2002).

Pero en caso de movilizarse agua saturada con sales al interior de las estructuras de la planta, afectará la movilización y síntesis de proteínas, disminuirá la tasa fotosintética, retardando o inhibiendo la asimilación de nutrientes, disminuyendo el crecimiento de la planta (plantas más pequeñas que lo normal) o la germinación de las semillas (Yeo, 1998).

Un ejemplo de afectaciones físicas por exceso de sodio y cloro es que las hojas presentan zonas necrotizadas, el borde de las hojas se torna de color amarillento a café y se nota marchito. Cuando el suelo contiene exceso de sodio y potasio, estos elementos inhiben la absorción de calcio, fenómeno conocido como antagonismo.

Ejemplo de hojas necrotizadas por exceso de cloro y sodio (Imagen tomada de Google imagges, 2023).

¿Pero cómo puedo contrarrestar estos factores de estrés para mis cultivos?

En el caso del estrés hídrico y térmico, muchas veces no se puede controlar tan fácilmente, puesto que muchos cultivos se consideran de temporada, esto quiere decir que van a depender del comportamiento de las temporadas de lluvia y secas.

Pero existen algunas estrategias que te permitirán mantener la humedad de tus cultivos, aplicar acolchados orgánicos, como restos de poda en la base de tus plantas, esto evitará la evapotranspiración, contrarrestará el impacto de las bajas temperaturas y disminuirá el crecimiento de malas hierbas.

Sin embargo, existen cultivos que son más sensibles al ataque de hongos, por lo que no sería tan adecuado mantener la humedad.

Te sugiero emplear humus de lombriz como acolchado con respecto a los restos de poda, puesto aportarías nutrientes y materia orgánica durante todo el ciclo de tu cultivo.

Con respecto al estés por salinidad, por ejemplo, algunos chinamperos; para disolver las sales del suelo de la chinampa aplican láminas de agua (riego abundante) antes de sembrar, así movilizan las sales al fondo del suelo y aprovechan la fertilidad natural de la chinampa.

Consejos rápidos y soluciones para resolver el estrés de tus plantas

  1. Sin embargo, la salinidad es un problema relacionado con el estrés hídrico y térmico, puesto que si aplicas agua rica en sales sin saberlo, salinizas el suelo, pero, si careces de agua adecuada para riego, la sales se cristalizaran por el impacto térmico de las temporadas de secas, aún así afectaran tu cultivo.
  2. En esta situación te sugiero aprovechar de forma adecuada la disponibilidad de agua para tu cultivo.
  3. En el caso del déficit nutrimental, te sugiero realizar análisis fisicoquímicos del suelo donde cultivas cada seis meses de ser posible, así tendrás una referencia más precisa de qué nutriente carece tu suelo o si presenta alguno en exceso.
  4. Los biofertilizantes como el lixiviados de la vermicultura, supermagro, pueden mitigar esas deficiencias nutrimentales, ya que una planta sana realizará sus funciones al máximo de su capacidad, pudiendo tolerar con mayor facilidad los factores estresantes.
  5. Por otra parte, si repeles o alejas insectos plaga, malas hierbas, evitaras en lo posibles alguna afectación que genere estrés a tu cultivo, pudiendo obtener los rendimientos esperados y no presentar un déficit económico de tus productos.

Infórmate y pregunta, encontrarás una solución natural profesional cerca de ti.

Literatura consultada

Adams, F. y B.L. Moore. 1983. Chemical factors affecting root growth in subsoil horizons of coastal plain soils. Soil Sci. Soc. Amer. J. 47, 99-102.

Benavides-Mendoza, A. 2002. Ecofisiología y bioquímica del estrés en plantas. Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro. México. 228 p.

FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) y ONU (Organización de las Naciones Unidas)-Agua. 2022. Progresos en el nivel de estrés hídrico, Estado mundial y necesidades de aceleración del indicador 6.4.2 de los ODS, Roma, Italia. p. 95.

 

 

Chateamos?
1
¿Cómo te ayudo?
Hola, 👋
¿Cómo puedo ayudarte?