Sugerencias generales para la fertilización orgánica del árbol de durazno.

El durazno o melocotonero, es un árbol frutal de gran aceptación en la mayoría de países con clima templado. Su popularidad se debe principalmente a tres características del árbol, una es que vegeta rápidamente (crece, desarrolla ramas y hojas), no requiere cuidados muy especiales y produce frutos relativamente rápido.

Los frutos tienen gran popularidad por ser dulces, aromáticos y carnosos, pudiéndose obtener subproductos muy valiosos como mermeladas, duraznos en almíbar, frutos deshidratados u orejones.

Estos productos se pueden obtener casi cada año, exceptuando las variedades precoces o tardías. Esta característica puede ser muy tomada en cuenta desde el punto de vista económico, puesto que los rendimientos son de gran interés para el productor.

El nombre científico del durazno ha cambiado a través del tiempo, Amygdalus pérsica, Pérsica vulgaris o Prunus persica, pudiendo pensar que el durazno es originario de Persia (actualmente Irán), sin embargo, se admitió que el punto inicial de su dispersión comenzó desde China (Montero, 1945).

El primer país de América que comenzó su producción fue México, puesto que fue introducido por los españoles. Posteriormente, los jesuitas lo llevaron a California y comenzaron a establecer cultivos en esta zona.

Actualmente, se encuentra en abundancia en China, Turquía, algunas zonas templadas del norte de Europa, zonas brumosas de Gran Bretaña, algunas variedades aclimatadas en Rusia, en las Islas Azores, al oeste de Portugal, Canarias, norte de África, Chile, Argentina y por supuesto Estados Unidos, por mencionar algunos.

En México los principales estados productores son Michoacán, Puebla, Chihuahua, Zacatecas, el Estado de México y Tlaxcala; en conjunto aportan 70.1 % de la producción nacional.

De acuerdo con datos del Gobierno de México (2023), la producción nacional para el ciclo agrológico del 2018 que se produjo a nivel nacional fue 158.8 mil toneladas, obtenidas de una superficie de 25.5 mil hectáreas.

Las variedades más cultivadas en México son el Escarcha semiprisco de maduración intermedia a principios de julio, el Amarillo criollo, criollo, Lucero, Arkansas, Diamante, Escarcha Oro y otros sin clasificar. Con una producción para el 2022 de 239,133.50, obteniendo una derrama económica de $2,674,700.86 en moneda nacional (SIAP, 2023).

Características generales del árbol de durazno.

El duraznero es un árbol de relativo vigor, de aproximadamente cinco metros de altura, con un fuste liso en edad temprana, rugoso a edad madura, su corteza se renueva constantemente desprendiendo pequeñas láminas.

Las flores pueden ser grandes, pequeñas o medianas, con cinco pétalos que van de color rojo purpúreo a un más menos blanquecino.

Estos patrones de colores que presentan las flores son de gran importancia, ya que con estos se pueden distinguir las variedades de los durazneros.

Por ejemplo, si el interior del cáliz de la flor es verde-blanquecino la pulpa del durazno será blanca cremosa, en caso de que el cáliz de la flor sea de color amarillo-anaranjado la pulpa será del mismo color (Imágenes a continuación).

Cáliz verde, fruto con pulpa blanca (Imagen tomada de Biodiversidad alimentaria).

Cáliz amarillo-naranja, fruto con pulpa naranja (Imagen tomada de Biodiversidad alimentaria)

En el caso de que los pistilos de las flores se encuentran recubiertos por vellosidades, la “piel” (epicarpio) del durazno presentará pubescencias (pelusilla fina y suave) y se nombrará como durazno. Pero cuando el pistilo no presenta vellosidades, el epicarpio no presenta vellosidades, nombrándose nectarina, pelón o prisco (Imagen a continuación) entre otros nombres dependiendo del país en donde se cultive.

Nectarina o pelón (Imagen tomada de Biodiversidad alimentaria).

Los duraznos se pueden nombrar de forma distinta por el color de la pulpa y si la pulpa se encuentra adherida o no a la semilla. Los nombres que te enlistaré a continuación son generales, pero pueden cambiar dependiendo del país, varían de forma local y regional hasta dentro del mismo país.

Pulpa adherida a la semilla:

De pulpa blanca, conocidos como duraznos criollos.

Con pulpa amarilla, melocotones o duraznos amarillos.

De pulpa rojiza, llamados de corazón colorado.

De pulpa suelta:

Conocidos como duraznos priscos, pueden ser de pulpa blanca, amarilla o rojiza.

De forma general las variedades de duraznos maduran en diferentes fechas (estaciones) te enlisto cuatro categorías de uso comercial. Las fechas de maduración no son absolutas, varían con cada región, pero el orden de maduración (cosecha de frutos) es aproximadamente estable.

Duraznos considerados muy tempranos; son aquellos que maduran antes de iniciar el verano, variedades tempranas; son las que maduran durante la primera quincena de verano, variedades media estación; considerados los que maduran dos meses después de iniciar el verano y los tardíos; son los duraznos que permiten la recolección de frutos a finales de verano o a principios de otoño.

Aun así, alguna variedad temprana puede tener frutos en otoño, como una variedad tardía puede tener frutos maduros en verano, mucho depende de que tan fácil o lento se aclimata a las condiciones medio ambientales en dónde se pretenda cultivar.

Entonces, te sugiero considerar que variedad vas a utilizar para establecer tu cultivo.

Por otra parte, ya que tengas una idea de la variedad de duraznero, considera las siguientes características del suelo dónde pretendas sembrarlo. Que el suelo sea poroso, de fácil arado (no duro o pesado como también se conoce), profundo y rico en silicio.

Estas características son similares o casi las mismas a las que presentan los suelos que se encuentran cerca de volcanes, con bosques templados, por lo tanto, con un clima templado, clima preferido generalmente por los árboles de durazno, pero existen cultivos también en climas más cálidos, de los cuales no platicaremos.

Sin embargo, el clima es el factor más importante jerárquicamente que las características nutrimentales del suelo en dónde se cultive.

Lugares en donde los vientos impacten intensamente los árboles, o donde las lluvias sean prolongadas e intensas, la temperatura sea muy alta y duradera, o donde los fríos formen escarcha, o que la neblina sea muy frecuente, son factores nocivos que pueden comprometer seriamente la vida de la planta.

Como tal, el duraznero en condiciones extremas no sobrevive.

Va a requerir horas bajo la luz del sol, para colorear y madurar los frutos, pero los cambios radicales de temperatura afectan los tejidos de la planta, básicamente un exceso deshidrataría las hojas y frutos. Esto sucede más o menos frecuente en variedades que maduran a finales de verano.

Como tal, no toda la variabilidad del clima actualmente impacta la producción de durazno, puesto que muchas variedades se han ido aclimatando a regiones con clima discretamente frío, pero más menos regular.

En el caso de los requerimientos nutrimentales generales por hectárea, en un año de un cultivo de durazno con 278 árboles, demandó 126 600 Kg de calcio, 20400 Kg de fósforo, 86 760 Kg de nitrógeno, 80900 Kg de potasio y 39900 Kg de magnesio.

Individualmente, un duraznero no tiene muchos problemas para desarrollarse en suelos poco fértiles, pero en cultivos de explotación intensiva, va a requerir mayor cantidad de nutrientes, debido al número de árboles por hectárea.

Por lo que una fertilización adecuada evitará el empobrecimiento o déficit nutrimental que ponga en peligro tu cultivo.

Con base en lo anterior te hago las siguientes sugerencias para mantener o mejorar tus cultivos de durazno.

  1. Si tienes un cultivo con árboles ya maduros, aproximadamente de tres a cinco años, aplica un litro de lixiviado de lombriz concentrado alrededor del fuste del árbol, haciendo un rodete de aproximadamente 30 cm, una vez al mes, riega de inmediato para que se infiltre el lixiviado y lo absorban las raíces.
  2. Fertiliza antes de la floración y un mes después siguiendo el paso anterior.
  3. Posteriormente, puedes ampliar el área de fertilización a 60 o 70 cm a partir del fuste del árbol, siguiendo la sugerencia número uno. Mantén el manejo que llevas realizando.
  4. Si vas a comenzar desde cero un cultivo de durazno, toma en cuenta la variedad que deseas cultivar, contempla las características del terreno donde pretendas cultivar, toma en cuenta las características climáticas de la región, velocidad del viento, precipitaciones mensuales, temperatura ambiente mínima y máxima mensual, así como características generales del suelo.
  5. Realiza análisis fisicoquímicos del suelo (fertilidad).
  6. Mezcla humus de lombriz con el suelo de tu parcela antes de sembrar tus semillas, ocupa aproximadamente cinco toneladas de humus por hectárea, enriquecerás tu suelo con materia orgánica y nitrógeno.
  7. Después de trasplantar tus plántulas a suelo, para el primer año te sugiero aplicar cada dos meses lixiviado de humus diluido al 5 %, 50 mililitros de lixiviado concentrado en 950 ml de agua, para obtener un litro de solución.
  8. Para el segundo año al 10 %, para el tercer y cuarto año al 15 %, a partir del quinto año te sugiero incrementar al 25 % la concentración con respecto al año anterior.
  9. El lixiviado de lombriz contienen boro, que es un micronutriente que estimula la movilización de azúcares dentro de la planta, por lo que tendrá una relación con el dulzor del fruto.

Estas sugerencias se basan en información consultada de diferentes fuentes que se encontrarán referenciadas en literatura consultada, por lo que pueden funcionar para cultivo; manteniendo tus rendimientos o recuperar la salud de tus árboles.

Diluye adecuadamente y dale tiempo para ver las diferencias.

Recuerda, pregunta e infórmate, siempre tendrás una solución natural profesional a tu alcance.

Literatura consultada

Biodiversidad alimentaria Durazno. https://www.biodiversidadalimentaria.cl/durazno/

Gobierno de México. 2023. Durazno: una suave caricia al paladar. https://www.gob.mx/siap/articulos/durazno-una-suave-caricia-al-paladar?idiom=es

Montero, J. R. 1945. El duraznero (Melocotonero). Biblioteca de la Charca. Ed. Atlántida. Argentina, Buenos Aires. 309 p.

Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG). 2005. Guías tecnológicas de frutas y vegetales, cultivo del durazno. PROMOSTA, Costa Rica. 15 p. https://dicta.gob.hn/files/2005-El-cultivo-del-durazno,-G.pdf

Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP). 2023. Anuario Estadístico de la Producción Agrícola, Durazno.

Wainwright-Swain, P. A. 1992. Nutrición, enfermedades y plagas del melocotón y durazno en Costa Rica Nutrición del durazno. https://wgbis.ces.iisc.ac.in/energy/HC270799/HDL/spanish/pc/r0077s/r0077s01.htm

Zegbe Domínguez, J. A., Mena Covarrubias, J., Rumayor Rodríguez, A. F., Reveles Torres, L. R. y Medina García, G. 2005. Prácticas culturales para producir durazno Criollo en Zacatecas. INIFAP. 82 p.

Chateamos?
1
¿Cómo te ayudo?
Hola, 👋
¿Cómo puedo ayudarte?